Viernes, 29 de mayo de 2009
He de comunicar que, por lo pronto, la continuación que en borrador está escrita sobre la gallinita y sus vicisitudes se quedará así: en borrador.
El motivo de este cambio es que en realidad no importa porqué llegó a realizar esa ardua tarea de buscar y rebuscar su alfiler querido. Lo importante es que lo busca y sigue creyendo que lo encuentra cada vez que halla uno semejante. Porque el resto, eran alfileres de su vida pasada; alfileres que
apenas la sujetaban ya en un mundo que no era el suyo.
Es ese sueño, que puede ser la realidad, y ese lugar, que es el lugar donde es feliz, lo que realmente interesa de la historia.
Siento que así, y al menos es como ahora lo interpreto, debe quedar el cuento.
La gallinita no persistió en su empeño, ni se dejó llevar por aquellos que le indicaban lo absurdo de su comportamiento.
Ella sabía que ese alfiler valía la pena y presentía que, jugando con la maquinita, también seguiría siendo feliz y más si, algún día, se reunirían, jugando, ella y aquel gallináceo tan especial como su alfiler más preciado.




Y así termina la historia ... o no.


Publicado por SINA_LU @ 4:24  | Relatos
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por peixes
Mi?rcoles, 03 de junio de 2009 | 1:46
A veces es prefeible so?ar con una realidad que la realidad misma... sigu? so?ando y viviendo as? que es mejor que no tener sue?os...
Un gran beso
Publicado por SINA_LU
Mi?rcoles, 03 de junio de 2009 | 6:03
DEbemos intentarlo.
La vida te pone un verdad tras otra como cruda realidad. Das un paso y a continuaci?n recibes un hachazo.
Pero, ?y aquellos que no tienen ni sue?os?, ni alimento, ni nada, nada, no tienen, no pueden tener sue?os.
Por eso, amiga, amiga-hermana Peixes, ?hay que intentarlo!, ?hay que intentarlo!.
Todo es dif?cil, pero hay cosas, hay personas que valen la pena; las hay, s?lo hay que pararse y mirar. Y comprender que lo que nos parece poco, para otros ni existe.
?La gallinita quiere so?ar, queremos so?ar, necesitamos so?ar!, ?verdad, Peixes?.
Te quiero. Son las seis, empiezo a escuchar alg?n pajarillo en la calle ... voy a so?ar, ?o ya estoy so?ando?.
Un beso que llega m?s all? del charco.