Domingo, 31 de mayo de 2009
¿Cuántas veces habré intentado dibujar o escribir un verso sobre El Ángel Caído en el madrileño Parque del Buen Retiro?.   Sin duda infinidad, pero siempre me han parecido pobres los resultados en cuanto a la expresión captada o en cuanto al sentido de las palabras que en vano trazaba, como lo intentaba a través de lo pintado, al comparar lo hecho con semejante monumento.

La figura de ese ángel me resulta tan tentadora y a su vez compleja, que llegado el momento me dediqué simplemente a admirarla y contemplar su belleza.


Muchos son los ángeles, caídos o no, que existieron y que nos rodean.  Unos siguen lo marcado por los cánones de lo permisible y otros usan su libre albedrío; mientras existan ángeles a los que poder contemplar y admirar, no tiene importancia en qué grupo, según prejuicios y dobles morales (sociales o religiosas) se les incluya, posiblemente haya mucho que ver en esos ángeles (sean triunfales angelotes  regordetes y graciosos -no negros, como diría Machín- del gran Rafael o imaginativos malabaristas) que captan nuestra atención.


Y para disfrute y celebración del reciente y ya finalizado 30 de mayo, cumpleaños -si la memoria o los datos no me fallan-, de alguien siempre recordado, ¡qué mejor que un alocado concierto del angelote más disparatado de todos los tiempos!. Espero que sigas celebrando a estas horas tu cumpleaños, "ángel".

Secuencia magistral con el peculiar concierto interpretando por Harpo Marx
con obras de Mozart y Beethoven
en "Tienda de locos"
(que aún no siendo una de las mejores películas de los Hermanos Marx, cuenta con momentos delirantes como el de la secuencia anterior)

Publicado por Sina_Garcia @ 1:06  | Sina y sus Vivencias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios