Martes, 15 de septiembre de 2009

                            VIDA


¡”Vida”!, perdóname por no saber estimarte.

Vida, perdóname por creer no poder amarte.

 

Vida, perdóname por seguirte, aferrada,

que tu paso acaricio alentar y no doy la cara.

 

Vida, perdóname por no pelear, por no luchar,

cuando los brazos dejé caer y te suspiraba.

 

Vida, perdóname por dejarte perder,

que ya perdida, quise y quiero y no sé.

 

Vida, ¿por qué este volver a suspirarte?,

¿estas ganas de abrazar lo inalcanzable?,

 

Vida, perdóname si este aliento

me duele, se me clava y desgarra.

 

Vida, perdóname si me traes

lo que pedía y todavía no me harta.

 

Vida, perdóname por no reconocerte,

por ser tan distinta, ya no eres ni mía.

 

Vida, perdóname por no agradecerte

las mieles, que regaladas, un día me diste.

 

Vida, ¿por qué me has dejado tan vacía?,

¿podrá regresar aquella dulce dicha?.

 

Vida, perdóname por no dejar quererme,

si quererme así es otra dolorosa utopía.

 

Vida, perdóname por no tener fe ninguna,

por no encontrar motivo para la alegría.

 

Vida, perdóname por no admitir este rumbo,

en el que a la deriva me llevo sin rebeldía.

 

Vida, perdóname por no darle un sentido

a este penar que arrastro y no desato.

 

Vida, ¿por qué la entonces soledad amiga

es ahora la negra sombra del que olvida?

 

Vida, perdóname, nunca te exigí lujos ni cordura,

mal acostumbrada me dabas tú, solícita, simpatía.

 

Vida, perdóname, tan cercana y tan alejada.

Te tengo, me tienes, pero me eres desconocida.

 

Vida, perdóname por no cuidarte, por derrocharte,

por no entender que no sólo eres mía.

 

Vida, perdóname porque el ponerte en duda,

mancha el amor de mis progenitores, y lastima.

 

Vida, ¿por qué te empeñas en seguirme?,

¿si ya, perdida en el cruzada, no la distingo?.

 

Vida, ¡olvídame, afloja en tu empeño!,

no malgaste tu valía, porque yo ya cejo.

 

Vida, ¡deséchame!, mis derrotas son mi compañía,

vuélcate en quienes te merecen y necesitan.

 

Vida, ¡estoy cansada, vencida, excluida!,

date entera a los que te requieren digna.

 

Vida, perdona este espíritu apesadumbrado,

inquieto y afligido, ¡inquebrantable enamorado!.

 

Vida, perdóname, ¡”mi vida”!.

 

Sina, Madrid 6 de septiembre de 2009


Publicado por Sina_Garcia @ 1:35  | Poemas ... o algo as?
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por peixes
Mi?rcoles, 16 de septiembre de 2009 | 20:31
No te conoc?a la veta de poeta... muy bueno...!!
Muy triste, pero muy bueno... cuando se escribe desde el coraz?n siempre es bueno....!
Un beso amiga... y no decaigas...!