Mi?rcoles, 09 de diciembre de 2009
Lo que hasta hora era una expectativa de un secuestro en silencio y en la fe y esperanza de que finalizara de la manera más feliz, tristemente se ha convertido en una pesadilla que nadie queríamos pudiera llegar a darse:  los tres cooperantes de Barcelona Acció Solidària, secuestrados desde el día 29 de noviembre, al paso de la caravana de ayuda de su ONG por Mauritania -además del también cooperante francés Pierre Camatte, capturado cuatro días antes en Mali-, son rehenes de Al Qaeda.

Todo mi cariño y ánimo para las familias y compañeros de los retenidos ante tan terrible situación. Mi deseo es el que los asesinos del grupo terrorista soliciten dinero a cambio de sus valiosas vidas, aunque ese dinero se utilice para financiar a la propia banda fundamentalista asesina o para realizar nuevos atentados.
Sin embargo pongo en primer lugar la vida de esas tres personas (además de la propia vida de Pierre Camatte) que de forma desinteresada emprendían un camino humanitario que el resto del grupo de la caravana solidaria quiso continuar. Y también porque otro motivo del secuestro y de lo que se solicite por sus vidas podría ser aún, si cabe, más terrible: la de cambiar la vida de personas que dedican su existir para el bien de otros, a diferencia de los terroristas apresados en diversas cárceles (entre ellos, los asesinos de los trenes de Cercanías hacia Atocha que cumplen condena en cárceles españolas).

Aunque pareciera desde el principio que era la banda terrorista o alguna de sus facciones quienes podían haber secuestrado a los cooperantes barceloneses, quedaba "la esperanza" de que pudieran ser unos "simples piratas en busca de un botín fácil
". Ahora, una vez nos ha golpeado lo que queríamos negar, el deseo de que este sufrimiento para los rehenes y sus seres queridos finalice en el menor tiempo posible y que pronto podamos ver de regreso a sus casas a los cuatro cooperantes.

"La rúbrica de Al Qaeda da un vuelco dramático al  secuestro en Mauritania" (elPeriódico.com)

... Mientras tanto, Aminetu Haidar continúa con su huelga de hambre hasta que el gobierno del Reino de Marruecos no devuelva su documentación: su pasaporte y demás enseres que le fueron quitados después de su retención ilegal en El Aiún y de varias horas de declaración bajo presión. La reconocida y prestigiosa activista ha decidido dejar de ser asistida por su propio médico. Confía que pronto se le de una solución, ya que está dispuesta a llegar a las últimas consecuencias...

"Es Hora de que Aminetu Haidar ponga fin a la huelga de hambre" (nuevatribuna.es)
Centro RFK De Justicia Y Derechos Humanos  (Campaña de recogida de firmas Aminetu Haidar)


Publicado por SINA_LU @ 3:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios